Productos Sublimados

Una vez que las tintas de sublimación se calienta a 400°F (205°C) se convierte en gas formando un vínculo permanente con la tela. Dándole la ventaja de alta resistencia al lavado y el roce, no es perceptible al tacto, con mayor realce de colores y calidad fotográfica que no se agrieta, no se decolora, ni se desprende del sustrato jamás.
Recomendado para recubrir paredes, stands, bandera, banners, lonas, carpas, sombrillas, etc.

Impactos: 286